Samantha "Sam" Frey

Aspecto: Samantha es una espigada mujer cercana a los treinta años, de metro ochenta de altura, cabellos rubios tintados (su auténtico color es negro) atados en una coleta y piel extremadamente pálida, sonrosada en los pómulos cuando hace frío o se sonroja. Tiene un rostro que se podría definir como de belleza clásica: frente despejada, largas pestañas, nariz fina y labios definidos en un rostro alargado.

Personalidad: Frey es una mujer inquisitiva y activa, que para nada se siente insegura en un ambiente de hombres o anda enarbolando su sujetador para que la traten mejor. Prefiere ganarse la confianza de la gente mediante hechos y no derechos, y sabe que si se comporta de una manera profesional, incluso machistas convencidos como el Director Dietrich la tratarán como una más del equipo. Durante las interacciones suele hacer de policía buena y empática con los sospechosos y testigos, mientras Connolly hace de policía malo. Suele dejarle el liderazgo a su más experimentado compañero durante los tiroteos; pero no es una mujer que rechace un desafío. En la actualidad habla con un ligero acento californiano que se le pegó durante su estancia en el oeste, aunque podría fácilmente retomar el acento ligeramente redneck de su infancia.

Historia: Sam es una mujer acostumbrada a casi todo. Criada como hija única de un padre viudo, se educó como un muchachote que jugaba al béisbol y football en su nativa Alabama, donde nació en 1982. Sólo su tía materna se ocupo de su educación femenina y durante su adolescencia tuvo más amigos masculinos que femeninos, con los que jugaba en igualdad de condiciones.
Tuvo unas calificaciones medias, aunque se destacó en lo físico, ganando una beca por sus excepcionales cualidades como nadadora y atleta. Su padre se sintió muy orgulloso cuando se desplazó a California a la UCR para completar sus estudios legales, como él había hecho antes que ella. Cuando se encontraba en su último semestre en la universidad, su padre murió en un fuego cruzado que tenía como objetivo a su cliente.
Sam perdió ese año de universidad y al siguiente terminó la carrera determinada a convertirse en un agente federal. Las pruebas físicas no fueron un obstáculo para ella y se destacó durante su época en Quántico como una tiradora excepcional, llegando incluso a ofrecérsele un puesto en los prestigiosos equipos tácticos del FBI, de reciente creación. Sam continuó su carrera, sirviendo durante tres años en la oficina de L.A., dos años en la oficina de Miami y los restantes en la oficina de New York, donde hizo tandem con su compañero, el Agente Especial Connolly. Fue durante esta última etapa cuando consiguió ser un poco más feliz, ya que logró incluso la aceptación de su misógino jefe, Jurgen Dietrich.

Capítulo 1 - Un Hombre Tranquilo: Sam fue drogada por el Destripador de Manhattan cuando fue utilizada como cebo para el asesino en serie, lo que la llevó a estar un poco grogui y murmurar entre dientes cosas al azar. Más tarde Connolly la llevó a casa tras empapelar al enloquecido criminal y la metió en cama. Al día siguiente la invitó a su casa a la comida de Nochebuena y la vio muy desmejorada y pálida y le contó que había vomitado, algo habitual cuando se ha sido drogado. Pasaron las fiestas con la agradablemente "normal" familia Connolly.
Al día siguiente Sam ya se encontraba mucho mejor, aunque estaba mucho más callada y usaba gafas de sol. Al preguntarle si se encontraba bien, Sam simplemente le dijo que "sí". Cuando llegaron al cuartel general de Ramón Villanueva hizo guardia junto a Walter Boedicker simulando ser una pareja haciendo sus últimas compras de Navidad en el centro comercial y más tarde ayudó a Edward a interrogar a Enrique Da Sousa y su compañero en la lonja de los MS-13 que Sansón Montero arrasó esa misma noche. Durante el asalto a los despachos de Villanueva para capturar a Sansón, Frey fue capturada por este y usada como rehén, aunque pudo herirle antes de ser noqueada por él. Durante el rescate, Montero no dejó de interrogárle preguntándo cosas como "¿Quién eres tú?… ¿Qué eres tú?" y cuando Edward la encontró degollada en la cafetería del instituto, Sansón sólo alcanzó a decir que "¡Ella no era humana!"
Sam fue enterrada con honores militares gracias a la influencia de su jefe Dietrich. Edward dejó en su ataúd su cuchillo k-bar y allí mismo conoció al que la sustituyó en su equipo, el Agente Smith.


Contactos

Familia:
Padre, Franz Frey
Madre, Samantha (King)Frey
Tía, Miranda King.


Frases: "Edward, mi caballero en brillante armadura táctica." (mientras Edward Connolly la mete en cama).


Significado del Nombre: Samantha es la versión griega del hebreo Samuel "el que ha oído a Dios" con el "ntha" que indica "flor". Frey es de origen escandinavo y significa "Señor".