Lanzar Enemigos

Arrojar enemigos es fácil, útil y divertido.
Coste: 5.
Prerrequisitos: Fue 15, Lanzar Cualquier Cosa y Ataque a Distancia base +10.
Beneficios: una víctima de una presa que no sea de una categoría de tamaño superior a ti y que puedas levantar sobre la cabeza (ver Capacidad de Carga en Combate) puede ser arrojada mediante una prueba de ataque a distancia (modificada por Destreza).
El incremento de distancia de las seres arrojados mediante esta dote es de 3 metros y como todas las armas arrojadizas se podrá sumar la mitad de la Fuerza.
Tanto la víctima como el objetivo recibirán la misma cantidad de daño y esto dependerá de su tamaño: Menudo (caniche) 1d3, Pequeño (perro de lanas) 1d4, Mediano (ser humano) 1d6, Grande (oso) 1d8… y obtendrá un dado adicional si es muy pesado. Ejemplo: Si Edward, un guerrero de Fuerza 20 arroja a un soldado enemigo al que hizo una presa en el asalto anterior contra uno de sus camaradas, ambos sufrirán 2d6+2 (mitad de su +5 a Fuerza) puntos de daño.
Carencia: puedes elevar a un enemigo cogido en una presa sobre tu cabeza y dejarlo caer, pero no arrojarlo como un proyectil.